Altos Hornos de Vizcaya no informó a los trabajadores del riesgo del amianto, ni adoptó planes de vigilancia sanitaria

Altos Hornos de Vizcaya no informó a los trabajadores del riesgo del amianto, ni adoptó planes de vigilancia sanitaria

El juzgado de la social número 2 de Bilbao reconoce la ausencia de medidas de seguridad en las instalaciones.

El juzgado de la social número 2 de Bilbao ha condenado a Altos Hornos de Vizcaya a pagar una indemnización de 123.000 euros a la viuda e hijos de un trabajador que falleció víctima del amianto, “por ausencia de medidas de seguridad en las instalaciones”.

Desde el sindicato CC.OO han denunciado, que, pese a ser conocido y legislado el riesgo de enfermedad profesional, la empresa “no informó a los trabajadores del riesgo, ni realizó mediciones ambientales, ni adoptó medidas de prevención o planes de vigilancia sanitaria”.

La sentencia desestima la alegación de la empresa de la excepción de prescripción y caducidad de la acción. El sindicato ha manifestado que el fallo establece claramente que en este caso concurren los tres elementos básicos para que concurra la responsabilidad empresarial como son “daño evidente (fallecimiento), incumplimiento en materia de salud laboral y relación de causalidad entre ambos”.

Por otro lado, Navantia tendrá que pagar 206.500 euros a la familia de un trabajador de los astilleros públicos de Ferrol, fallecido hace tres años a causa del cáncer que le provocó la continua inhalación de fibras de amianto.

La sentencia del Juzgado de lo Social número 2 de Ferrol responsabiliza a la compañía naval por la muerte del trabajador, ya que considera probado que contrajo la enfermedad en su puesto de trabajo, a raíz de su prolongada exposición a este producto cancerígeno durante décadas sin protección alguna.

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *