Más de 400 medicamentos se quedarán sin subvención

Más de 400 medicamentos se quedarán sin subvención

La ministra de Sanidad, Ana Mato, anunció ayer tras el Consejo Interterritorial de Saludque el Sistema Nacional de Salud (SNS) dejará de financiar 425 medicamentos; una medida que previsiblemente entrará en vigor en agosto y que, en teoría, supondrá un ahorro de 458 millones (coste de estos medicamentos en 2011).

Los medicamentos escogidos han sido denominados `fármacos para síntomas menores´, aunque  la ministra aseguró que la decisión no se debe a este respecto “sino a que ofrecen un menor efecto terapéutico”, y tiene el objetivo de “poder apostar por fármacos más innovadores, y mantener la capacidad de financiación de nuevas terapias indicadas en enfermedades graves, invalidantes o de pronóstico fatal”.

Aunque no se han revelado los medicamentos concretos que dejarán de financiarse, sí se sabe cuáles son los grupos terapéuticos que tratan. En todo caso, el listado aprobado todavía tiene que definirse por completo, ya que ahora se abre un plazo de aportaciones de la industria y de posibles alegaciones. Además, la lista se podría seguir ampliando tras las revisiones periódicas anunciadas por el Gobierno.

En este link se muestran los grupos terapéuticos afectados

La ministra Mato también advirtió que Sanidad controlará que no haya subidas desproporcionadas de precio en esas medicinas excluidas. Los ciudadanos que quieran o necesiten utilizar alguno de estos medicamentos deberán abonar de forma íntegra el importe de estas medicinas; aunque parece que la medida incluirá excepciones para enfermos crónicos y para los casos que el médico estime oportuno.

La mayor parte de profesionales que ya se han manifestado sobre el anuncio están conformes con que se revisen los medicamentos subvencionados, sin embargo creen que en este caso no se han seguido los baremos adecuados. Esto puede provocar que, como ha ocurrido en anteriores revisiones, el ahorro previsto no se alcance porque ante la persistencia de los síntomas, los médicos acaben recetando fármacos más potentes y más caros, pero con financiación pública.

A su vez, el Consejo Interterritorial ha sentado las bases para establecer importes máximos de financiación en ortoprotésicos y el factor de facturación común en dietoterápicos, que generarán una eficiencia de 42,5 millones.

Por otra parte ‘La Asociación de Empresas desarrolladoras de Servicios Informáticos para la Farmacia’ (AESIF) ha alertado de que las farmacias no tendrán el software específico para poder hacer frente al copago de medicamentos en la fecha necesaria. El 1 de julio, próximo sábado, es el día indicado para iniciar el copago y las farmacias carecen tanto del software como de la operativa a realizar a partir de esa fecha. Este tipo de problemas organizativos, sumados a la rebelión de algunas autonomías, puede suponer que el próximo fin de semana se produzcan situaciones problemáticas en las farmacias.

De esta manera llegamos al final de la primera fase de reformas sanitarias que los usuarios empezarán a notar el próximo día 1 con el copago, fórmula que ya se usa en varios países de Europa.

 

Fuente: blog.neomed.es

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *